Los que se producen en el trayecto de ida y retorno al centro de trabajo.

Por participación en riñas u otra acción ilegal.

Por incumplimiento del trabajador de orden estricta específica del empleador.

En ocasión de actividades recreativas, deportivas o culturales.

Los que sobrevengan durante permisos, licencias, vacaciones.

Por uso de sustancias alcohólicas o estupefacientes.

Los que sean a consecuencia de guerra civil o internacional, conmoción civil o terrorismo y similares.

Convulsión de la naturaleza (terremoto, maremoto, etc.).

Fusión nuclear.

Lesiones voluntariamente autoinflingidas o autoeliminación o su tentativa.

Todo accidente que no sea calificado como accidente de trabajo, así como toda enfermedad que no sea calificada como enfermedad profesional; serán tratados como accidentes o enfermedades comunes sujetas al régimen general del seguro social de salud y al sistema pensionario al que se encuentra afiliado el trabajador.